Una inmensa alegría

25, la edad en la que empieza el declive.

Por dios, qué barbaridad! Claro que a continuación te bombardean con artilugios y cosmética, para llenar la maleta y asegurarte que tu apariencia permanecerá deslumbrante y atractiva con el paso de los años. Y el tiempo que pierdes. En primer lugar leyendo esto en vez del artículo de Pérez Reverte, que luego tendrá su turno. Y luego aplicándote todos los mejunjes que te recomiendan cuando se presenta como un plan más atrayente fotografíar las gotas de agua en los cáctus de la ventana de la cocina.

Casi que prefiero la versión intuitiva. Eres la más acertada para saber lo que tu piel demanda, una mascarilla de aguacate, exfoliar con una mezcla de azúcar y fresas trituradas…En fin, imaginación a todo trapo.

Que te aparece una nueva arruga. Tal vez sea más efectivo echarse unas carcajadas una mañana de sábado tomando un café con un amigo con el que une una fuerte empatía, que proceder a embadurnarte con una crema carísima, que sobretodo te alisa el bolsillo. Yo probaría mejor con el aguacate. Te queda un cutis para comerte a besos. Y con el resto te haces una tosta añadiendo tomate, unas lonchas de queso, un hilo de aceite del mejor que tengas, y un toque de orégano. Es una idea.

Y todo esto a dos días de cumplir los sesenta. Jesús, qué impresión!

El post lo escribí el sábado, y ya iba a acabar en este punto. Pero tengo algo que contaros, algo que compartir con vosotros. Algo que me hace inmensamente feliz. Una visita que ni en mis sueños más mágicos habría imaginado, aunque claro que lo deseaba. Guille se ha plantado en mi puerta después de recorrer media Europa y, se me dispararon los latidos del corazón. En serio, pensé que me iba a dar algo. Abrazar a mi hijo, a mi niño, es algo que no se puede expresar con palabras. Un ser al que admiro y adoro a partes iguales. Un ser maravilloso.

Ahora si que ya remato el post.

Hoy ya es el día de mi sesenta cumpleaños. Os envio un guiño de complicidad porque intuyo que sois felices con mi felicidad.

Anuncios

4 comentarios en “Una inmensa alegría

  1. 60: número más pequeño que es divisible por 1, 2, 3, 4, 5 y 6. Para los numerólogos es un número femenino, relacionado con el amor y la maternidad.

    Y… para mi ?? Pues nada mas lejos del declive a los 25 !! Hoy en día a los 60, al cuerpo aun le queda “cuerda para rato”, y la mente atesora un bagaje de vivencias y sabiduria que, en conjunto, dan como resultado un ser en plenitud !!

    Y tu mente siempre activa y siempre con ganas de aprender, lo confirma !!

    Me gusta

    • Es tan relativa la edad. Es poner unos números porque no significa nada. lo importante es vivir y luchar y esforzarse por conseguir aquello que ansiamos o lo que nos hace felices.
      Perdona por tardar en comentarte. Ya sabes. Tenía que aprovechar cada minuto con el físico.
      Y lo celebraremos en verano. Qué mejor sitio que el paraíso!!!

      Me gusta

  2. Que gusto da conocer gente como tú…, fantástica a los 60….por dentro y por fuera!! Ojalá el mundo estuviera lleno de gente con tu carácter…con tu forma de expresar las cosas, con tu pasión por los hijos….ha sido un verdadero placer escucharte!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s