Lo estaremos haciendo bien?

Con la mochila repleta de exámenes para corregir, con el paraguas haciendo malabarismos porque era bastante torpe y siempre acababa mojándose, cruzó por el semáforo, y en la librería de la esquina, junto con un montón de ejemplares de la novela del exitoso escritor de turno, sí, allí estaba expuesto un precioso ajedrez. Un ajedrez para su niña aún no nacida. Estaba decidido.

Gestiones, años de papeleo, y nada. Al final, un matrimonio de gays está en la cola para adoptar, por muy liberal e igualitario que sea el proceso. Así que optaron por la otra vía. Un vientre de alquiler en el extranjero.

El nacimiento era inminente y no podían estar más nerviosos. Normal. Una personita iba a entrar a formar parte de su pequeña familia. Dos hombres que la mimarían, le mostrarían lo que se puede conseguir con el diálogo, con la tolerancia, la educación. Le abrirían caminos y la rodearían de amor.

La niña nació. Y no, no discutieron por el nombre. Ya lo habían hecho durante semanas hasta que al final quedó consensuado, Minerva.

Pidieron días de asuntos, parte de las vacaciones, y permiso de paternidad para estar al cien por cien del tiempo dedicado a ella. Al menos dos meses.

Como en todas las familias, la llegada de un bebé supone ponerlo todo patas arriba, se rompe la rutina de tal forma que llegas a pensar que nunca volverá la tranquilidad, el organizar una cena tranquila, o salir a pasear sin una hora de preparativos. Pero qué etapa más dulce y entrañable!

Luego fue “coser y cantar” porque dos hombres tranquilos no se amilanan ante los cólicos, el llanto furibundo, los primeros dientecitos o la búsqueda de una guardería porque tienen que volver al trabajo. No. Esos mofletes sonriendo. Esos deditos regordetes. Esos gorgoritos. Solo veían eso.

Las ojeras por no poder dormir dieron paso a un semblante más relajado, y la nena y los dos papás se empezaban a entender a las mil maravillas.

Y Minerva empezó a jugar con las figuritas de ajedrez: eso fue idea de Marcelo, el profe. Eliseo era escritor en el amplio sentido de la palabra. Te podía hacer un artículo periodístico, un cuento infantil o lo que le propusieras. Se le daba bien escribir, vamos. Pues Eliseo quería que la nena amara la música. Desde que se mantuvo sentada la colocaba entre dos cojines y le ponía una cazuela y una cuchara de madera para que la aporreara. Ya estaban ahorrando para comprar un piano, aunque fuera de segunda o tercera mano, y enseñarle las primeras notas. Y, ni que decir tiene, que la música llenaba la casa a todas horas y la bebita tan contenta.

Querían abrirle la mayor cantidad posible de caminos, de inquietudes, para que escogiera por cual tirar. Y una libreta y un lápiz caerían muy pronto, seguro.

Marcelo ya se estaba viendo con Minerva jugando una partida de ajedrez en el parque al que solían ir. Y Eliseo se veía con la niña interpretando a duo en el piano una pieza en la fiesta de fin de año, por ejemplo.

Y no lo dudeis lo conseguirán.

Y digo más. A los dos les apasionan las series. Estoy viéndolos a los tres en el sofá con mantita y un chocolate con “Juego de Tronos” o “This is us”, pongamos por ejemplo. Aunque Minerva tendría que crecer un poco, total la acabamos de ver nacer.

Nota de la autora: En la cafetería

Una pareja de unos sesenta años, en sus primeras citas. Da esa sensación. Hablaban de la forma más eficaz de secar la ropa. Parecía que los dos vivían solos, y tenían una muy particular y eficaz solución al problema.

Luego. Ella:” Qué suerte haberte conocido”

ÉL:”Veamos…”

Anuncios

2 comentarios en “Lo estaremos haciendo bien?

  1. Ohhh, que historia más linda. Además puedo adivinar el origen del nombre de la niña!Seguro que será tan terremoto y tan comprometida como la que conocemos nosotras.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s