Regresando de vacío

Agotadas todas las horas permitidas del cerco, bordea el dique entrando en la ría por la bocana del puerto con una tristeza inmensa. Se ha dado mal el día. Regresan de vacío. Cuatrocientas cajas esperando llenarse y la mar que no ha sido propicia, que no ha dado su beneplácito.

Estaba acercándose final de mes. Pagar las nóminas de los ocho tripulantes. Amortizar el recibo del préstamo de la embarcación, gastos del puerto, gasoil, recibos. Justo, muy justo. Aunque hubo durante agosto días que regresaron con la carga completa; no va a llegar a sacar un sueldo decente para él.

Embarcación y aparataje para la cabina, equipamiento…cincuenta millones.

Mucha presión para un patrón de treinta años cuando por una caja de xurelo de 20 kilos te pagan 4 euros.

Anuncios

2 comentarios en “Regresando de vacío

  1. Un ejemplo de lo que significa el trabajo por cuenta propia; asumir riesgos, grandes riesgos… enormes riesgos !!

    Incluso el riesgo de trabajar gratis (sin beneficios), o incluso pagar por trabajar !! (asumiendo perdidas)

    Y sin un “Fogasa”, sin un paro, sin una prestación social que ofrezca un respaldo si las cosas van mal…

    ( Algun filomarxista trasnochado le pondrá la etiqueta fácil de “empresario explotador”… )

    Me gusta

  2. Para cuándo unas medidas de protección para el sector que está tirando de la economía y que para nada es reconocido?
    Nos contaba alguien que cuando las embarcaciones tienen que estar sin salir a faenar por ley, todos cobran el paro menos ell patrón, que es el autónomo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s