Juan hombre de mar

Su vida es tan monótona como puede ser la de un oficinista en cuanto a horarios se refiere, porque en cuanto al transcurrir del día es de lo más variopinta.

Tiene casi cuarenta años, embarcación propia en la que faena él solo, duerme una media de tres horas durante la semana, y a tirar para adelante. Su hijo es ahora su tesoro y claro, quiere que estudie, pero si le preguntas, con sus trece años ya tiene dudas. Ahora que no tiene cole es la sombra de su padre. Lo va a recibir a puerto y el resto del día se acompañan y cuidan mutuamente. Se está empapando a conciencia de esa magia del mar, de la lucha, de la satisfacción diaria de sacar a la mar el sustento, de vuelta a empezar cada día. Y qué le vas a pedir luego, que abandone la mar? Y parece que su padre también lo tiene claro y le está abriendo camino.

En su fuero interno lo que se reprocha es la poca unión entre los trabajadores del mar del pueblo. Se abandona la antigua lonja, se hace un dique, se van a instalar sesenta bateas de mejillón en la ría, tienen que pagar por resguardar las nasas en el puerto..y así una lista infinita y todo porque a la primera de cambio no se alzaron, no dejaron oír su voz y ahora es tarde, es mucho contra lo que luchar. Ya bastante tienen con luchar día a día con la mar.

Un hombre alto, enjuto, sencillo, muy cordial y honesto. Un hombre con el que es un placer compartir un café.

Anuncios

2 comentarios en “Juan hombre de mar

  1. Seres humanos vs. “máquinas productivas”; pagar por usar el puerto cuando el puerto sin ellos no existiría (no son embarcaciones de recreo sino herramientas de trabajo)

    Y un relato que refleja el lado humano…

    Me gusta

  2. Es una situación penosa, que te duele hasta oírla, pero lo han dejado pasar y ahora es muy difícil cambiarlo.
    Te diré que sí no venden el producto aquí lo mandan en un camión de madrugada a A Coruña y tienen que pagar al que lo lleva, la entrada en el puerto y un tanto por la venta.
    Ayer contaba la madre de un marinero del cerco que a su hijo por una caja de cuarenta kilos de xurelo le dieron cuatro euros!
    En fin…
    Gracias por tu comentario. Es el primero del nuevo sitio¡

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s